Ninguno de los mandos de Bomberos que intervinieron en el operativo del incendio del número 58 de la calle Uría en abril de 2016 tendrá que responder de la muerte, durante las últimas tareas de extinción, del bombero Eloy Palacio Alonso, según informa www.elcomercio.es.

En un auto de cuatro folios, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial desestima los recursos de la familia del fallecido y de la acusación particular contra la negativa de la jueza de Instrucción a reabrir el caso tras el informe entregado por la Policía Científica sobre el siniestro el pasado 4 de abril.

La pericial de la Policía, que resume en más de cien folios la investigación sobre lo sucedido en el incendio, «no aporta ningún elemento relevante», señala la Audiencia que haga necesario revisar el auto en el que confirmó el archivo de la causa, ya en octubre y, de nuevo, después en enero. Es más, reprocha a los recurrentes no haber entendido aquellos. «El objeto de la causa no ha sido un incendio en abstracto, el hipotético déficit en el suministro de hidratantes o en la solidez de las estructuras, antes del fatal evento, no guardan relación de causa a efecto con los lamentables resultados personales», expone y apunta, citando el informe policial, que «quienes no hicieron la 'valoración adecuada del riesgo de colapso de estructura' fueron los propios accidentados».

El informe de la Policía Científica señala varias deficiencias durante las tareas de extinción, desde la falta de agua y bocas de incendio, que no hubo una «supervisión adecuada» del operativo, permitiendo a los bomberos, incluidas las víctimas y el entonces jefe del servicio subirse a la estructura del inmueble varias veces, y que se valoró «erróneamente que el peligro existente en el lugar había descendido». También apuntaba que tanto Eloy Palacio como su compañero Juan Carlos Fernández 'Cuni', que resultó herido leve, estaban tan agotados después de horas sin relevo que no pensaban con claridad. Una causa probable de que «asumieran un riesgo completamente innecesario» y bajasen a la cornisa del edificio que se desplomó arrastrándolos, cuando «debieron limitarse únicamente a evitar la propagación del fuego».

La Audiencia, sin embargo, señala que «no cabe confundir lo fundamental con aspectos puramente accesorios», como «el tiempo que permanecieron los accidentados trabajando en el lugar que se reveló de gran riesgo, pues fueron aquellos quienes no regresaron inmediatamente a la cesta izada por el brazo articulado». «Si se encontraban fatigados este factor pudo contribuir a su propia decisión errónea, pero no genera responsabilidad penal», concluye.

Foto: www.elcomercio.es

Pin It

aptbgalicia thumb


¿Quieres anunciarte? Pulsa aquí

aptb Cat

banner socio

Hazte socio

Ser socio de la APTB es mucho más que pertenecer a una gran asociación. Documentación, ayuda, oposiciones y mucho más.

Saber más

magazine

Suscríbete a Emergencia 112 Magazine

Revista bimensual del sector de las emergencias. Artículos, productos y todo lo que necesitas para estar al día. 

Saber más

banner tienda

Tienda

Nuestra tienda donde podrás encontrar productos exclusivos de la APTB.

Acceder a la tienda

 

Usuarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Para saber más, consulte nuestra política de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.